Inductores de
colágeno

Los inductores de colágeno estimulan la producción de colágeno, que es una estructura de soporte que se encuentra de forma natural en nuestra piel, ayudando a mantener firmeza, elasticidad y flexibilidad. Con el paso del tiempo, nuestra piel pierde gradualmente su colágeno natural, lo que lleva a la formación de arrugas y pérdida de laxitud facial.

Consiste en la introducción de sustancias a través de inyecciones o cánula que inducen la formación de colágeno. Es una opción perfecta para revitalizar la piel y la firmeza con una apariencia natural y fresca. Además permite cambiar forma y contornos para obtener armonía en el rostro.

Duración: Una única sesión de 30 minutos aproximadamente sin necesidad de anestesia local.

Resultados: Inmediatos tras la administración, aunque su efecto es más notable de forma progresiva.

Efectos secundarios: enrojecimiento localizado, inflamación y/o hematoma que se resuelven a lo largo de los días sin complicaciones.

Recomendaciones post-tratamiento:

  • Evitar baños calientes y ejercicio de alta intensidad al menos durante las siguientes 24 horas al tratamiento.

  • Evitar exposición solar directa y de rayos UV durante una semana después del tratamiento.

colageno 2_edited.jpg