Neuromoduladores

Los neuromoduladores son un tipo de medicamentos empleados desde hace más de 20 años, fundamentan su efecto sobre la acción de una neurotoxina.

 

Su popularización y uso más extendido se debe a la medicina estética, debido a su efecto preventivo, corrector y rehabilitador sobre distintas alteraciones de la piel, y en especial a su indicación para tratar las arrugas de expresión.

Estos neuromoduladores actúan bloqueando el neurotransmisor responsable del impulso nervioso que llega hasta el músculo donde se desea reducir la contracción.

Relaja, no rellena, y se ha demostrado su efecto rehabilitador sobre el músculo en el que actúa. No confundir con otros tratamientos que pueden voluminizar y variar las formas.

Los profesionales que pueden usarla es exclusivamente médicos siendo imprescindible que el profesional posea un profundo conocimiento de la musculatura del rostro.

Como todos los medicamentos, la dosis importa, y no se deben superar las dosis establecidas pero tampoco infra-dosificarlas, ya que acortaremos tiempo y eficacia.

Ventajas:

  • Aplicación muy sencilla y apenas es dolorosa.

  • No existe ninguna restricción sobre la época del año en la que se debe aplicar.

La duración del tratamiento varía dependiendo de cada persona (tipo de piel, edad, sexo, potencia muscular...), normalmente entre 3-6 meses y se debe repetir a los 4-5 meses (antes de que desaparezcan por completo los efectos).

Toxina botulínica 2_edited.jpg